jueves, 16 de octubre de 2008

Nuestra Señora de la Encarnación.

Esta vez, me va a tocar esta entrada mis mas profundos sentimientos, ya que se trata de mi mayor devoción , la Virgen de la Encarnación, la Reina de la Calzá y la Palomita de Triana a la que cada Martes Santo acompaño haciendo con ella mi Estación de Penitencia alumbrando con mi cirio su camino.

Se trata de una escultura de madera de cedro con una altura de 1,62 metros, fechada en la primera mitad del siglo XVII , aunque algunos entendidos del arte la fechan incluso en el siglo XVI. Es una imagen de candelero para vestir y representa a una mujer de rasgos maduros, con el ceño fruncido, con 5 lágrimas de cristal sobre sus mejillas, la boca entreabierta dejando escapar un suspiro y en la que podemos ver su lengua y sus dientes, la cabeza la tiene inclinada levemente hacia la derecha y hacia abajo, lugar donde dirige su mirada, en la que podemos ver sus preciosos ojos verdes pintados sobre la madera y sus manos se encuentran abiertas y extendidas.

Es una imagen anónima que muchos atribuían a Vazquez el Viejo, siendo una equivocación y hoy en día descartada, personalmente la encuadro en la obra de Juan de Mesa por varias coincidencias formales que yo personalmente encuentro con el Señor del Gran Poder.

Imagen de gran mérito artístico, a lo largo de su historia ha sufrido varias restauraciones, la más antigua que se conoce fue realizada en 1773, otra en 1819, 1948, 1950 1953 donde su manos son retocadas por Sebastián Santos, 1965, 1978 y la más reciente en 1984.

Fue una imagen que gozó de mucha veneración en Triana entre los siglos XVII y XIX teniendo culto en la Ermita y Hospital de la Encarnación de Triana en la actual calle Pagés del Corro, fecha en la que la Hermandad deja de tener vida, procesiónó en Triana el Jueves Santo para pasar más tarde al Viernes Santo por la tarde, llegando en el siglo XIX a realizar Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral, en 1875 sería cuando la dolorosa, que se encontraba depositada en Santa Ana, pasaría a la Parroquia de San Benito del barrio de La Calzada, llegando a tener culto allí como Virgen de la Paloma e incluso con la advocación de Dolores.
Ya en 1921 se reorganiza la Hermandad Trianera en su
actual sede de San Benito y la dolorosa comienza a realizar su Estación de Penitencia los Martes Santos y
como colofón a su extensa historia el 10 de Diciembre de 1994 fue Coronada Canonicamente por el Cardenal de Sevilla Carlos Amigo Vallejo (en dicha fecha era Arzobispo de Sevilla).
De su ajuar destacar la soberbia corona de oro que posee la imagen, de Fernando Marmolejo Camargo realizada en el año 1971 y sufragada por los hermanos y devotos de la Santísima Virgen. destacan también los bordados del palio realizadas las bambalinas y el techo de palio bordadas en oro a realce por Rodriguez Ojeda que pasan por ser su obra póstuma en Sevilla, el manto y saya bordados en oro a realce de Fernández y Enriquez y la orfebrería del paso realizada en su mayoría por el Taller de Villarreal; la imagen posee 3 coronas más de camarín y varias sayas y mantos bordados en oro de camarín.

Como curiosidad contar que es conocida como la Palomita de Triana, por que en su historia trianera en su techo de palio aparecía una paloma y de ahí le vino ese cariñoso apelativo. También contar como curiosidad que junto a esta Virgen, la Hermandad de la Macarena realizó Estacion de Penitencia como invitada.

14 comentarios:

América dijo...

Juan,preciosa imagen,conmovedora y llena de realismo,los acercamientos son fabulosos y permiten apreciar los detalles,el hermoso rostro,las lágrimas,el gesto de dolor y angustia,sus manos,la vestimenta y los puntos de reflexión que nos proporcionas,que belleza como lo expresas " la Virgen de la Encarnación, la Reina de la Calzá y la Palomita de Triana a la que cada Martes Santo acompaño haciendo con ella mi Estación de Penitencia alumbrando con mi cirio su camino",que así sea por mucho tiempo mas,mi mas cordial saludo.......

radioblogueros dijo...

¡Hola! Perdona que nos metamos así en tu blog. Sólo queríamos invitarte a que todos los viernes de 7 a 8 de la tarde escuches “la radio de los blogueros” en Punto Radio Sevilla.

Du Guesclin dijo...

También me toca de cerca, porque mi tío y mis primos la acompañan los Martes Santo.

Sin duda, la Reina "de San Benito y su gente del barrio de la Calzá..." que dirían Cantores de Híspalis; me encanta verla por los restos del Acueducto, antes de zambullirse en el Muro de los Navarros y en el centro de Sevilla.

Saludos.

María_azahar dijo...

San Benito junto con Santa Cruz, La Bofetá y Los Estudiantes, es de mis hermandades favoritas del Martes Santo y la Virgen de la Encarnación me gusta especialmente y le tengo gran afecto, tiene un no sé qué que sé yo que me hace perderme en sus bellísimos rostro y palio. Es una verdadera pena que esté eclipsada porque es una auténtica maravilla; el que no la espera o va a verla, no sabe lo que se pierde.

Me ha gustado mucho esta entrada tan personal e íntima, querido exvesi.

Besos.

Luz de Gas dijo...

Es una imagen preciosa, has hecho que enfoque y disfrute de su belleza que es tremenda.

Gracias por toda la documentación y el cariño que le has puesto para enseñárnosla.

Un abrazo.

sevillana dijo...

Hace ya bastantes años, cuando pertenecía a la Juventud Cofrade de Sevilla tuve un gran amigo, hermano de San Benito y tuve el privilegio un año de ver a la Virgen la noche del Lunes Santo, cuando todos sus hermanos ya estaban en sus casas preparándose para su Estación de Penitencia, eran muy poquitos los que allí estaban, y al mirarla en esa soledad que lo cubría todo, no supe que decirle.

Me ha encantado tu entrada.
Besitos

El Rincón de Sevilla dijo...

Hola!! vaya sorpresa!!! gran entrada dedicada a la, que a mi parecer, madre que mas se parece a la de Jesus y a muchas otras madres. Y como dices es todo un honor acompañarla cada martes santo camino de la catedral, y por supuesto algunas visitas en el año en la intimidad de su capilla.

Saludos.

Glauca dijo...

Es una Talla exquisita.
Una autentica joya.

aiNOha dijo...

Ay Juanglu! Ma llegao tu entrada eh, ya sabes que me encanta tu Virgen de la Encarnación...
Ahora gracias a ti se un poquito más de ella ^^

Un besito!

_angela_ dijo...

!Como he disfrutado con tu Virgen, a la que hacia un montón de años que no veía,ha sido un verdadero placer contemplarla y leer toda la información que nos brindas! Gracias nieto, me he sentido un poco culpable por no haber dedicado aun ninguna entrada a mis Vírgenes de Sevilla a las que tanto quiero...

María_azahar dijo...

Ahora te lo digo en guiri por aquí:

"I love your blog!" Ja ja ja.

Recoge una cosita en mi palacio, anda.

Besitos.

aiNOha dijo...

ACTUALIZACION YAAA!!!!!!

No cumples con tu palabra eh primoooooo jajajajajaj =P

Besitoo

Zapateiro dijo...

En primer lugar, quería saludarte por primera vez,porque aunque no es la única vez que entro en tu blog creo que es la primera que escribo.

Me das en un punto débil. Si me preguntan cuál es el mejor paso de palio que procesiona en Sevilla, sin dudarlo, diría que el de la Virgen de la Encarnación. Es soberbio.

La imagen es de una belleza distinta, la hace muy especial y es una de mis "favoritas".

No sé si conoces una talla de Cristo que se encuentra en Valverde del Camino, Ntro. Padre Jesús de las Tres Caídas (Hdad. de los Negros), obra anónima del S. XVII, con un asombroso parecido, pese a las diferencias evidentes por tratarse de un Cristo, a la imagen que nos traes. Puedes verlo aquí, aunque una foto de cerca no haya podido conseguir.

A ver qué te parece.

Un saludo.

María_azahar dijo...

Actualizaaaa que te digo algo como "I don't love your blog anymore" y te quito el premio eh? jajaja ;)