jueves, 13 de noviembre de 2008

El Puente Romano



Situado sobre el río Guadalquivir a su paso por Córdoba capital fue construido a principios del siglo I d.c , tiene una longitud de 331 metros y se compone de 16 arcos. Fue el principal medio de entrada a la ciudad cordobesa, por el puente pasaba la calzada romanallamada Via Augusta que iba desde Roma a Cádiz e incluso fue integrante de la Nacional IV.

En el puente, en cada uno de sus extremos se encuentran la Torre de la Calahorra y la Puerta del Puente, esta última era la Oficina a la entrada de las poblaciones en la cual se pagaban los derechos de consumo; tambén se encuentra en el puente una escultura del Arcángel San Rafael , patrono y custodio de la ciudad de Córdoba, del año 1651 de Bernabé Gómez del Río.


Como decoración posee la escultura ya explicada anteriormente, farolas, bancos, una hornacina de los patrones cordobeses y petril (muro pequeño o barandilla que se coloca en puentes y otros lugares altos para evitar las caídas).

A lo largo de su historia ha sufrido numerosas reformas én la época califal, en la reconquista y a principios del siglo XX, pero la más polémica ha sido su más reciente restauración , en la que se le ha devuelto su aspecto primigenio, concluida el 9 de Enero de 2008, en la cual se limpiaron los tajamares (parte que se adiciona a las pilas de los puentes, aguas arriba y aguas abajo, en forma curva o angular, de manera que pueda cortar el agua de la corriente y repartirla con igualdad por ambos lados de aquellas. Estas construcciones hacen que los puentes ofrezcan menos resistencia a la fuerza del agua), se descubrieron los sillares originales, se sutituyó el suelo y se rehabilitó una hornacina dedicada a los Santos Acisclo y Victoria.
Como curiosidad comentar que hasta el año 2004 estaba abierto al tráfico automovilístico, es uno de los símbolos de la ciudad y ha salido en varias películas, una de ellas es Carmen de Vicente Aranda.

12 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Que bonito es, ayer creo veía un documental sobre la restauración, pero me ha quedado mucho más clara con tu explicación.

Saludos

sevillana dijo...

Pues mira que ido veces a Córdoba, pero no sabía la historia del Puente Romano.
Por cierto al igual que en mi blog te he dejado un comentario, espero que cuando te vayas a marchar por algún tiempo nos lo indiques, ya que creí al entrar en tu blog más de un día que lo habías dejado y me pense "¿a quién voy a leer ahora?"
Espero que tu ausencia haya sido para desconectar un poco y volver con más fuerzas.
Besitos

América dijo...

Quien mejor para darnos una panorámica de uno de uno de los símbolos mas importantes de la ciudad, aunque seguro mas de uno extrañará su antigua estampa,como siempre una delicia leer tus crónicas

aiNOha dijo...

Si que es bonito... ay que ver lo que aprende una contigo eh primo!!

Un besitoo!!!!!

Glauca dijo...

Leo tu crónica acompañada por la música, pero sobre todo me encanta que hayas vuelto.

El Rincón de Sevilla dijo...

Magnifico puente, el otro dia en clases estuve viendo un video sobre la cordoba califal y epoca de musulmanes y salian imagenes del puente, y terminando el video salio otra vez el puente con el paso de palio de una procesion, era precioso.

Saludos.

María_azahar dijo...

A mí todo lo romano me encanta y más, si es una maravilla como la que nos traes.

Me viene a la cabeza eso de "Desde la sierra al Guadalquivir
años de historia pasan por ti,
ciudad del mundo siempre bella y sin fin..." que tanto suena por estas lindes y que nos acompaña mientras nos sumergimos en tu lectura.

Un entrada magistral, mi querido amigo.

Un besito, lindo.

PD: Me alegro que estés ya de vuelta de tus minis vacas ;).

El callejón de los negros dijo...

Es el puente sobre el que tantas historias me contó mi padre, y la noria , y la plaza del potro, y donde vivía Romero de Torres...

Bueno, gracias por traernos esa parte del río grande.

Antonio

sevillana dijo...

Muchas Felicidades por el Premio al mejor comentario, me acabo de enterar ahora mismo por tu comentario en la Radio de los blogueros, ya que ayer no estuve escuchándolo pues había que ir a ver al Señor del Gran Poder.
¿Por cierto, quién se llevó a la mejor entrada?
Besitos

Ignacio Bermejo dijo...

Por este puente he pasado yo y la verdad es que da gusto encontrarlo de nuevo en fotografía en un bonito post. Un abrazo. Me gusta tu espacio

_angela_ dijo...

Me ha encantado toda tu lección de historia sobre el puente romano.Que bonito ha quedado despues de la restauracion!Lo mismito de cuando yo lo conoci, pero me impresionaba ese poso de siglos impregnado en él!La tuya es una entrada !De categoria!Y te mereces un beso de la abuela...

Anónimo dijo...

hola yo estoy estudiando el río tajo y necesito informacion y bosotros me la as dado