miércoles, 3 de septiembre de 2008

El Cristo de la Clemencia. La Catedral de Sevilla. Segunda parte.


En esta entrada os muestro una escultura sevillana , la cual se encuentra en la Capilla de San Andrés de la Catedral de Sevilla.

Se trata del soberbio Santísimo Cristo de la Clemencia , un crucificado de los más bellos y perfectos del barroco español, se trata de la obra cumbre -para muchos- del imaginero Juan Martínez Montañés, realizado en madera policromada y con una altura de 1,90 cm; decir que la policromía no es del autor, sino que es del gran maestro pintor Francisco Pacheco, que fue maestro y yerno de Velázquez.

El autor nos muestra Cristo vivo antes de expirar, con 4 clavos y de una anatomía muy realista inspirada en los modelos clásicos de la escultura, podemos ver que el cuerpo presenta pocos símbolos de dolor como podemos ver en la escasa sangre, en la poca crispación del cuerpo y en la belleza serena que nos muestra el rostro. El paño de pureza es de complicado diseño por su menudo plegado del sudario, de una gran naturalidad y de un gran movimiento, la escultura por su concepción invita al rezo y al recogimiento.


Se trata de una imagen realizada en el año 1603 para un particular llamado Mateo Vázquez de Leca para su oratorio particular que se hallaba en el Monasterio de Santa María de las Cuevas, de La Cartuja, donde permaneció hasta el año 1836 pasando a la Capilla de los Cálices de la Catedral de Sevilla y años más tarde a la Capilla de San Andrés, donde se encuentra actualmente.

Como curiosidad durante muchos años se le conoció como El Cristo de los Cálices por encontrarse en ducha capilla, y también comentar como curiosidad que llegó a procesionar una vez por las calles de Sevilla en uno de los Santos Entierros Magnos organizados.




13 comentarios:

María_azahar dijo...

Cada día nos sorprendes más, vesi, con originales entradas y contenidos muy didácticos e ilustrativos. Me encanta esta recopilación de joyas artísticas de referencia. Sigue así.

Un beso.

El Rincón de Sevilla dijo...

Hola Juan, no conocia yo a este cristo en detalles, me impresiona el rostro que como dices tiene una belleza propia del estilo barroco.
Seguramente si lo e visto en San andres pero no lo he observado bien, cuando me pase por la capilla algun dia lo contemplare mejor.

Saludos.

Juanlu dijo...

Comentarte que no se encuentra en la Iglesia de san Andrés jeje sino en una capilla de la catedral q lleva ese nombre

Du Guesclin dijo...

Magnífica imagen. A mi lo que me ha llamado mas la atención son los pliegues del paño, bastante difíciles y curiosos.

Saludos.

Manuel dijo...

Como siempre, un gran contenido artísitico, no era menos de esperar de Juanlu.

Portentosa esta imágen, me sobrecoje cada vez que la veo.

Saludos chomi!!!

el aguaó dijo...

Una entrada excelente sobre una obra cumbre. Don Juan Martínez Montañés consiguió con este crucificado superarse en todos los sentidos. Su Crucificado del Auxilio, para Lima, se convirtió en un referente casi sin él esperarlo o quererlo. El arcediano tuvo que verlo y se dejó llevar por las ansias de tener una talla de semejante calidad en su oratorio particular. Aunque eso sí, después de que cambiara sus hábitos de mala vida después de un encontronazo con la Muerte. O eso dice la leyenda. Escribí una entrada sobre la Historia de este Crucificado, pues siempre me ha conquistado. Me ha podido. Una de las grandes joyas que posee nuestra Catedral.

Fijate si es importante, que la capilla que posee como propia, tiene un retablo en tras la inmensa lona carmesí que cuelga del techo. He tenido la oportunidad de traspasar dicha lona y contemplar el retablo cubierto por las oscuridad y penumbra, y no tiene ni punto de comparación con la Obra que lo eclipsa.

Buena entrada amigo.

Llego a tu magnífico blog por recomendación de una Reina Mora con perfume a azahar. Aunque nos conocimos en la ciudad de lona y albero.

Me ha encantado. Así pues, me he permitido la licencia de agregarte a mi blog.

Un abrazo.

El Rincón de Sevilla dijo...

Vale gracias por la informacion Juan, creia que estaba en la iglesia de san andres.
Saludos.

El Caliz de la Canina dijo...

Maravillosa información artista.Hay tanto por descubrir de nuestra Sevilla cofrade que cada vez que se ahonda en algo, nos dan muchas sorpresas,como la que nos acabas de dar .....

La verdad es que lo desconocía.

También ahí un cruxificado en Santa que quita el sentío está arriba de la pila bautismal y pertenece a una Hermandad Trianera desaparecida ......

Un abrazo canino.

La Canina seguirá cavilando .....

América dijo...

Coincido con tus lectores en la belleza de la escultura,la anatomía magistral,la expresión maravillosa,el estado de la misma perfecta verdad? Santísimo Cristo de la Clemencia, una preciosa joya..

sevillana dijo...

Yo me quedo con su rostro, no me impresiona, solamente al verlo me llena de tranquilidad.

Con tu permiso te he agregado a mi blog.
Saludos

_angela_ dijo...

Ya estoy en tu blog aceptando tu invitación y no he podido tener mejor recibimiento que esta maravilla de Cristo de Martinez Montañez, que a pesar de la penumbra de nuestra Santa Catedral resalta por su perfección y belleza y no dejas de mirarlo detalle a detalle y te cuesta abandonar la capilla... !Me encanta tu blog! Volveré otro día.

sevillana dijo...

Pasate por mi blog hay algo para ti.
Saludos

Glauca dijo...

Me conmueve esta imagen.